Thursday, December 14, 2006

2a. Tontera a publicar: Las exportaciones

OTRA IDEA DE UN TONTO DIRECTOR PARA SER LEIDA SOLO POR OTROS TONTOS...

Cuando era un joven adolescente creía que era capaz de alterar el mundo en que vivía a través de nuevas ideas, “más revolucionarias” les llamábamos; pensaba que lo que los países enviaban para fuera de sus fronteras mediante el titulo de exportaciones era lo que sobraba después de alimentar a su gente, o bien eran productos que satisfechas las demandas internas sus excedentes podían o eran entregados a otros países para ser utilizados por esos pueblos.

Creía que los empresarios trabajan para nuestro país y después para los países extranjeros y para ganar dinero (lo que es licito, pero no especulando o aprovechándose de las necesidades de los mas vulnerables). Chile debía ser el mejor de todos los países.
Más aún, creía a “pie juntilla”, que la bandera chilena, era la mas hermosa, que la canción nacional era la mas linda, que las mujeres nuestras eran las mas bellas, etc., etc., etc.…
Mis pensamientos eran “tontos de inocentes”, el nombre de él “rey de los huevones” caía de cajón a mi actitud de adolescente.
Era en el fondo, un soñador.

Pero, Oh... realidad, mis ideales se enfrentaron a la dura visión impuesta por el ser humano chilensis. Se exporta lo mejor hacia los países más ricos, y la “caca” queda para alimentar a los de aquí.
Si no; se acuerdan cuando no pudimos entregar uva chilena a los norteamericanos por que según ellos iban “envenenadas” con acido (colocado por ellos mismos en su lugar de desembarque) y tuvimos que comernos esas uvas para salvar a nuestros “patriotas empresarios” para que no se fueran a la bancarrota.
Que uvas más lindas, grandes y jugosas.
Ni parecidas a las que comemos acá, que según un médico en un programa de TV dijo que los chilenos comíamos “caca” en vez de alimentos de primera calidad.

Todas nuestras exportaciones, que son el orgullo económico de este país, “los jaguares de América Latina”, van a alimentar sanamente (las normas de calidad que nos imponen son extremas) a pueblos con un nivel de vida muy alto, ellos se alimentan de lo mejor que producen nuestras tierras, y los de aquí….solo comen lo de 3ª o 4ª mano y además nos sacan los “sacrificados comerciantes” un ojo de la cara para que nos comamos dichos productos.

No me quiero referir a nuestras materias primas, porque ni el precio lo fijamos nosotros, y que decir del valor agregado, al final nos quedaremos con los “eventos” (hoyos) o sin bosques, debido a la entupida tala indiscriminada de los “honestos” exportadores de la madera.

Por ultimo, algunas preguntas de tonto:

¿Seremos los chilenos mentalmente desarrollados?
¿Nuestros altos dirigentes defienden los intereses del país o sus propios intereses?
¿Los revolucionarios seguirán tan revolucionarios cuando asumen el poder político?
¿Sería bueno colocar como tema de lectura de los chilensis el libro de José Ingenieros “El hombre mediocre?

Fue exhibida hace poco tiempo atrás una película cuyo titulo era “El rey de los huevones” y se refería a un personaje que por querer ser honrado fue “elogiado” por sus pares con ese sobrenombre.

¿Es mal negocio tener principios éticos y valoricos en este Chile del siglo 21?

Seré mas “huevón” al hablar de estas tonteras.

Será hasta la próxima quincena en la que echaremos una mirada a la educación.
El Tonto Director.

No comments: